jueves, 18 de noviembre de 2010

El hada del lago

Había una vez un leñador pobre que estaba cortando leña al lado de un lago. De pronto se le cae el hacha en el lago. Y sale un hada que lleva un hacha de oro y una de plata y le dice:
-¿Qué hacha es la tuya, ésta de oro o ésta de plata?
Y el leñador le dice:
-Ninguna de las dos, la mía es una de hierro oxidado.
y el hada le dice:
-Veo que eres un leñador sincero y honrado. Como a premio te regalo éstas dos hachas.
El leñador contento se va a su casa y se lo cuenta a su mujer. y vaya el dinero que ganaron vendiendo las hachas. ahora ya no eran pobres, eran ricos. Un día la mujer del leñador se lo cuenta a su vecina. Y su vecina se lo contó todo a su hombre:
-Ve al lago a cortar leña y tira el hacha en el agua a ver si te la cambian por otra.
El leñador de muy mala gana de llevó su mejor hacha de acer y se fue a cortar leña. Y tira el hacha en el agua. De pronto le aparece un hada con dos hachas en la mano. Y le dice:
-¿Qué hacha es la tuya, ésta de oro o ésta plata?
Y el leñador todo mentiroso le dice:
-Mi hacha es la de oro.
Y el hada enfadada le dice:
-Veo que eres un leñador egoísta y maleducado.
y el hada desaparece.
Y el leñador dice:
-¡Al menos me podrías devolver mi hacha de acer!
Y volvió triste a su casa y se lo contó todo a su mujer. Y vaya como le regañó por ser mentiroso y maleducado.
                 
             Fin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada